Cómo Elegir el Queso Indicado para La Picada Perfecta con Malbec

Cerramos el Mes de Malbec, y la mejor sugerencia es cómo combinarlo con diversos tipos de quesos. En este artículo, te dejamos consejos para armar una tabla de quesos y disfrutarla con el vino emblema argentino.

Escasas combinaciones logran seducir tanto a los sentidos como el mejor trozo de queso y una copa de vino. Por esa razón, para cerrar los festejos del Mes del Malbec, les dejamos una buena sugerencia para gozar en el hogar.

La característica más sobresaliente del Malbec es su color oscuro profundo. Sus aromas recuerdan a frutas rojas como cerezas, frutillas o ciruelas, pasas de uva y pimienta negra. En boca es cálido, suave y dulce, con taninos que no son agresivos y una vez que pasa por roble consigue notas a café, vainilla y chocolate.

Para exaltar estas cualidades, y conseguir un maridaje perfecto con el queso, Martín Pérez, director del colegio del Queso Santa Rosa, ofrece varias pautas fundamentales que aseguran el triunfo de toda tabla de quesos.

La votación del queso y un vino se torna clave si se piensan las diversas variedades de tipos y estilos de quesos que hay en nuestro maravilloso país. Pero debemos considerar ciertas cosas…

“Para pensar un maridaje primero se tienen que comprender las propiedades del queso referente a gustos básicos, cuál prevalece y de qué forma. Además si es picante o se destaca la sensación de untuosidad. Y lo mismo ocurre con un vino, se tienen que evaluar las propiedades fundamentales relacionadas al grado de alcohol, acidez, cuerpo, dulzor, amargor, aromas y sabores que predominan”, anticipa Martín Pérez.

“Los quesos duros como el Provolone, Reggianito o Sardo tienen una extensa maduración y su sabor es fuerte. No obstante, esta magnitud puede rivalizar con un vino de mucha concentración y cuerpo”, dice.

“Por ejemplo un queso Reggianito, después de 6 meses de maduración mínima, consigue un sabor frutal y levemente picante que combina perfectamente con un Malbec de cuerpo medio y buena acidez, con paso por madera. Con los quesos semiduros, que acostumbran ser más dúctiles para el maridaje, como un Fontina con 2 meses de maduración donde prevalece el sabor dulce y apenas picante se sugiere un Malbec ligero”, resalta el especialista.

Siguiendo estas recomendaciones, para armar una buena tabla de quesos solo resta colocar manos a la obra. El número de quesos es dependiente del gusto personal pero una tabla que se precie debe tener entre 5 y 7 quesos y variar entre duros, semiduros y blandos, continuamente acompañados de frutas frescas como uvas o higos y damascos secos, nueces, almendras y castañas para balancear dulzor y acidez.

Consejos para armar una tabla de quesos

Es preferible variedad y calidad a cantidad. Lo ideal entre 80 y 100 gr por persona de cada variedad.

Es mejor recortar el queso una vez que está gélido y servirlo a temperatura ambiente (dejar 1 hora fuera de la heladera).

Proponemos comenzar por los sabores más suaves y concluir con los más intensos.

Para limpiar el paladar, es comestible un bocado de manzana verde entre uno y otro queso.

Es indispensable que la tabla tenga algo salado, algo fresco y algo crocante para indemnizar sabores y texturas.

Quesos recomendados para una tabla con Malbec

Quesos duros: Provolone

Es un queso que tiene origen en el norte de Italia, y data de la era de los romanos. Su característica forma de pera junto con su extensa maduración (7 meses, mínimo) le permiten optimizar el sabor y aroma convirtiéndolo en un queso exclusivo. Sabor y aroma picante. Ideal para picadas.

Quesos duros: Reggianito

Su extensa maduración de mínimo 6 meses, le confiere un sabor frutal algo salado, aroma suave, fuerte y bien desarrollado. Ideal para picadas. Es el condimento por excelencia para preparaciones que necesitan el toque particular de un queso que realza las comidas y sabores.

Quesos duros: Sardo

Introducido al nuestro país por medio de inmigrantes de Cerdeña (Italia). Su maduración mínima de 5 meses le confiere un sabor intenso, fuerte y picante. Ideal para complementar con cualquier picada gourmet o para hacer las comidas en las que se busca un sabor más pronunciado y determinado.

Quesos semiduros: Atuel

Queso exclusivo en su tipo. Forma parte del núcleo familiar de los quesos semi duros y es una reproducción del Port Salut Francés. De mediana maduración (2 meses, mínimo), su distintivo sabor lo convierte en un queso ideal para usar en picadas o en preparaciones dulces. Su sabor es suave y algo dulce. Su masa es delicada y cremosa.