¿Me conviene invertir en una casa demasiado vieja?

Tener una casa vieja siempre y en todo momento es una idea tentadora, en tanto que al visitarlas es imposible no enamorarse de sus pisos de madera, sus aberturas de calidad, sus entornos extensos y lumínicos y el cuidado detalle de las terminaciones. Mas tanta perfección viene acompañada de caños viejos, desagües que no marchan o bien sistemas de calefacción que pasaron a mejor vida, y todo esto señala que sí o bien sí es precisa una rehabilitación.

¿Merece la pena embarcarse en semejante empresa? ¿Los resultados verdaderamente van a ser equivalentes al esmero en energía, tiempo y dinero? Este libro te da ciertas ideas de los detalles que hay que tomar en consideración si tenés en psique adquirir una casa vieja.

1. Contrastar la calidad edificante

El encanto de las casas viejas está dado por el carácter de revestimiento para baños y porcelanatos que les da la firmeza edificante de otros tiempos, la calidad de los materiales y el cuidado de cada terminación. Esto es algo realmente difícil de encontrar en casas modernas, puesto que el día de hoy la mano de obra es considerablemente más cara y ya no hay tantos oficios especializados como anteriormente.

Al enfrentar el proyecto de adquirir una casa vieja para reciclar, hay que contrastar que ciertamente estos detalles estén presentes. Esto es lo que la diferencia de otra que habría que derribar.

dos. Descubrir si es una propiedad històrica

Hay casas viejas que son parte del patrimonio histórico de una urbe, y como semejantes están protegidas y tienen ciertas limitaciones edilicias que hay que respetar al hacer alguna refacción. Muchas de ellas deben preservar su testera íntegra y es poco lo que se puede renovar.

Para no tener sorpresas, es mejor preguntar con alguna sociedad histórica o bien con el agente inmobiliario encargado de hacer la venta.
Resultado de imagen para hogar
tres. Preguntar a un arquitecto técnico

Lo más probable es que la casa vaya a ser remodelada. Los baños y la cocina indudablemente van a ser los primeros aspirantes en el proceso, si bien asimismo se pueden hacer otras reformas. Por servirnos de un ejemplo derribar ciertas paredes para hacer entornos más extensos, modernos y funcionales.

Ya antes de decidir la adquisición de la casa sería ideal lograr los planos originales y preguntar a un arquitecto técnico sobre las posibilidades de refacción.

cuatro. Conjuntar lo nuevo y lo viejo

Al empezar las obras de remodelaciòn de la casa es conveniente aprovechar ese contraste tan interesante de conjuntar lo viejo con lo moderno. En la propuesta de Anticuable se puede ver meridianamente qué bien contrasta la puerta vieja de vidrios coloreados con la mesada de acero inoxidable y los electrodomésticos de nueva generación.

cinco. Aprovechar los materiales nobles

Las casas viejas tienen las tuberías acorde a su edad, generalmente de plomo, que es conveniente sustituir puesto que con el tiempo aparecen pérdidas y filtraciones. Todo cuanto está tras las paredes probablemente haya de ser descartado. Mas lo que está a la vista, puertas, bañeras, lavabos, en muchas ocasiones están hechos de materiales de enorme calidad que resulta conveniente salvar.

seis. No entrar en pánico: hay presupuestos para todo

Categories: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *