Aprender inglés: consejos de un experto en enseñanza de idiomas

Rod Ellis, doctor en educación y jefe adjunto del instituto de ingles y Lingüística Aplicada y Estudios del Lenguaje en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, comparte sus primordiales recomendaciones y reflexiones en lo que se refiere al aprendizaje de inglés: cuál es la mejor manera de estudiarlo y qué deben hacer las instituciones para fomentarlo.

En una entrevista concedida a la periodista de Universidad de los Andes (Uniandes), Andrea Linares Gómez, Rod Ellis aseguró que el éxito a la hora de aprender esta lengua es hacerlo mediante un “aprendizaje basado en tareas”, donde se aborda al lenguaje como una “herramienta de comunicación” y no un conjunto de palabras y estructuras gramaticales que el estudiante debe memorizar y repetir.

Por esta razón, los enseñantes deben asignar labores que estén de manera estrecha relacionadas con el contexto, el nivel y los intereses de los estudiantes. El principal objetivo, según Ellis, es tratar a la lengua inglesa “de exactamente la misma forma que los pequeños tratan su lengua materna”: como una vital herramienta de vinculación con el ambiente. Describir elementos, charlar de sus hobbies o bien lugares preferidos y continuar instrucciones para edificar un objeto son algunas de las tereas que nombra el catedrático, puesto que implican la escucha, la lectura y el habla al unísono y logran que el aprendizaje se derive de la realización de esta.

No obstante, Ellis admite que se trata de un proceso lento y gradual: “si aprender la lengua materna puede tomar de cuatro a cinco años, ¿cómo será posible aprender un segundo idioma en apenas un par de meses?”. El doctor en educación asevera que si se da el lenguaje no como un conjunto de reglas, si no como una herramienta de comunicación, se convertirá en un proceso más natural, donde menos niños se sentirán excluidos por no lograr entender las normas.

Por fuera del aula, el educador recomienda que el proceso de aprendizaje continúe: “escucharlo y leerlo de forma extensiva, todo el tiempo, a través de la música, los programas de T.V., las películas, las conversaciones, la lectura de libros, de periódicos y de textos digitales”. En la medida de lo posible, el estudiante debe exponerse a estos recursos a lo largo de más de 3 horas al día, así como buscar la interacción frecuente con alguien que hable el idioma.

No charlar en español

Para Ellis, que asimismo enseña en la Universidad de Estudios Internacionales de la ciudad de Shangahi, como catedrático TESOL (Teaching English to Students of Other Languages) de la Escuela de Posgrado de Educación de la Universidad de Anaheim, y es directivo y asesor de 7 gacetas internacionales sobre la enseñanza del idioma, uno de los peores errores que cometen los enseñantes de lengua es “pasar la mayor parte del tiempo hablando en español, puesto que los estudiantes no van a tener la oportunidad de escuchar el inglés o bien el francés”.

Según el especialista, el conseguir que los alumnos comprendan lo que dice en la lengua extranjera es una habilidad que “diferencia a un buen maestro de uno malo”.

En lo que se refiere a qué políticas públicas deberían implementarse en Colombia, Ellis remarca que se debe promover esta enseñanza natural, formando pupilos que se sientan seguros al comunicarse en inglés, sin hacer tanto énfasis en que su pronunciación o gramática sea perfecta.

Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *