Los regalos empresariales mueven $ 2800 millones

Colman los escritorios de jefes y empleados, acompañan en muchas ocasiones en la rutina diaria y llevan de qué manera sello indeleble la marca de quién los obsequió: se trata de los regalos empresariales, que van desde una birome hasta una cava, pasando por mochilas, termos, paraguas, mates y tazas, entre otros. Toda una batería de objetos, cuya venta mueve en la Argentina $ 2800 millones al año y nutre un negocio que crece a un ritmo del veinticinco por cien anual.

Con un fuerte pico en los últimos 3 meses del año, cuando todo empieza a apuntar a los presentes de Navidad y Año Nuevo, asimismo tienen algunas fechas especiales, como el Día de la Madre, el Día de la Mujer, el Día del Cronista y el Día de la Secretaria. Conforme datos de la industria, el último trimestre del año se juega el 40 por ciento de todas las ventas de la época.

Esto hace asimismo que la recta final del año sea un período intensísimo. Por eso, las grandes fábricas tienen productos propios en stock y además una planta para poner el logotipo de los clientes que lo solicitan.

El mercado local está dominado por 3 compañías grandes (Zecat, Argenprom y Vía Cotone). El resto, son firmas pequeñas, de hasta una persona, que tiene 2 o bien tres empresas de contacto y vive de la comercialización de eso. En el mundo, en tanto, 2 monstruos monopolizan el negocio: Xindao y Polyconcept.

Los costos son variados. Santiago Furze, gerente comercial de Zecat Argentina, cuenta que tienen desde una birome de dólares americanos uno con veinte hasta cavas de vino que llegan a los $ mil novecientos. También en un mismo producto los valores varían; por servirnos de un ejemplo, hay mochilas desde dólares americanos noventa hasta más de dólares americanos 2000.

Furze destaca que la compañía tiene viseras, termos, sets de asado, jarrones térmicos y paraguas, entre otros productos que conforman un portfolio de más de seiscientos artículos en el que aplican el logotipo de la compañía que los contrate. “Nosotros diseñamos y fabricamos nuestros propios productos”, delimita el ejecutivo.

Los regalos o merchandising para empresas tangibles siguen teniendo el grueso de la torta, si bien todo el mundo de “experiencias” busca dar cada vez un tarascón mayor. De esta forma es que empresas como Special Gift, Big Box o bien Valija Chica captan 2 por cien del negocio, unos $ 80 millones. Entre las ofertas de estas firmas se cuentan vuelos en globo, entradas al teatro, pases para jugar diferentes deportes y vouchers para navegar en velero o para comer en ciertos restaurants, entre tantos otros.

Cristian Cornejo, director de Special Gift, afirma que los regalos empresariales de experiencias ya son una firme opción alternativa también en el momento de incentivar o premiar recursos humanos, fidelizar clientes o bien simplemente homenajear a una persona. “Estamos trabajando en el desarrollo de productos más económicos para de esta forma contar con propuestas para empresas con todo tipo de presupuestos”, agrega.

Cornejo señala que hace unos meses la compañía acabó de incluir todas sus propuestas en formato digital. “Esto deja reducir al mínimo costos de producto y logística, y ofrecer a nuestros clientes del servicio nuevas opciones alternativas 2.0 en la que su marca es, más que jamás, protagonista”, dice el empresario.

Lo que tiene de diferente el negocio, el día de hoy, en comparación con el de hace 20 años, cuando empezó, es que se estila regalar merchandising que perviva en el tiempo, en la vida de la persona que fue obsequiada. En Zecat remarcan que hace un buen tiempo que salieron del merchandising para empresas que se descarta rápidamente y comenzaron a elaborar productos con materiales buenos que duren y que después se empleen.

A la hora de charlar de lo más pedido, desde Promoté, empresa argentina dedicada a los regalos empresariales, charlan de aquellos productos que se desarrollan a medida para el cliente del servicio con una cuota de innovación y diferencial, como pendrive PVC con forma, ventiladores con frases y mensajes Led. “También tenemos los obsequios bien referidos por segmento, como accesorios de vinos, lifestyle, vida al aire libre, gastronomía y tecnología”, indica Ricky Gonzalez Maurer, director de la compañía.

Para Zecat, en tanto, los productos más demandados en el último tiempo son las mochilas, desde la tecnología y de que todo el mundo tiene notebook. “Además, si está buena, se usa y es aspiracional”, resalta Furze. También destaca el buen resultado de los cargadores para celulares y los infaltables de siempre, como termos, paraguas y jarrones térmicos.

¿De qué manera es el negocio en el mundo? En Promoté responden que en otros países hay similitudes con el mercado argentino, con la distinción de que en aquellos más organizados se marcó una gran diferencia entre los importadores y las agencias de promoción. “Nosotros buscamos tener un mix creativo”, afirma Gonzalez Maurer.

Un escritorio en el que destacan termo y mate personalizados, un desayuno en una taza térmica que ostenta el logotipo de una compañía, una mochila que pasea por todas partes el nombre de una compañía o bien una cava que en el momento de sacar un buen vino de sus supones recuerda el nombre de cierta compañía. Estas y otras muchas postales son posibles merced a los regalos empresariales; un negocio que se consolida en el país

Categories: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *