Una mujer con pantalones

Se inclina y acentúa los glúteos. Se tira al suelo y abre las piernas. Se levanta, tira una patada al aire y se lanza sobre un sofá. Se da una nalgada y muerde sus labios.

Sonya Cortés es así. Pícara, segura, imponente, espontánea, ágil, sensual. Y que nadie dude, asegura la animadora, que así son también sus pantalones de moda Mami Sonya.

“Si mis mahones tuvieran superpoderes serían los ‘sacaojos’… Los hombres tendrían que dejar esas pupilas pegadas en las mujeres que los estén usando”, comentó ayer la locutora del programa radial “El ajetreo” (La X) en conferencia de prensa.

La línea de ropa femenina, que ya está disponible en distintas tiendas de la Isla, incluye pantalones de vestir largos, capri, cortos y mamelucos en colores gris, negro y blanco. Estos estilos se consiguen en tallas del 1 al 15, a precios que empiezan desde $33.Resultado de imagen para PANTALONES moda mujer

“Me inspiro en la mujer como yo, que llega a los lugares y le gusta que la miren. También en las petite que nos creemos grandes. Aquí no hay promoción de que esto te va a levantar las nalgas ni que te reducirá pulgadas. Se adapta a la figura que tengas… a todas las dimensiones”, explicó acerca de la propuesta que integra “bolsillos simulados para que no tengas que quitarte sortijas cuando vas al baño”.

Es con este “análisis profundo” de la anatomía femenina que Sonya ha convencido a amigas sobre su producto.

“Yo uso size 1. Saritza (Alvarado) y Mónica (Pastrana) son 5… Y Deddie Romero me está pidiendo y creo que tiene que ser size 7”, dijo al hacer referencia a la anatomía posterior de su colega en La X.

Pero, ¿por qué no diseñar prendas íntimas si se considera tan sexual? “Ardiente es lo que la gente esperaba de mí, pero me gusta dar sorpresas. De repente, algunos pensaron que haría ropa interior, pero no descarto hacer unos ‘gistros’ que digan ‘pa’ que te jaltes’… No es que me quiera deshacer de está personalidad, pues ella me persigue. Es como un rabo del diablo que no me puedo cortar”.

Así deja claro que en ella aún impera la coquetería, elemento que quiso integrar a sus mahones con un distinguible detalle.

“Busqué que tuviese que ver con mi personalidad, bastante amante de los corazones, porque en todo lo que hago pongo mi pasión. Ahora quien compre mi mahón podrá llevarse un corazoncito mío para su casa y lo tiene cerca de un área calientita… ¡Como yo!”, expresó en torno a los botones de sus pantalones Mami Sonya.

En medio de un mercado saturado con mahones de artistas o modelos como Maripily, Glerysbeth Pagán y Angelique “Burbu” Burgos, Sonya no tiene miedo de competir como empresaria.

“Hacía tiempo que me llamaba la atención y de repente otras se adelantan. Pero voy sin prisa y sin pausa. La rueda ya está inventada y dentro de ella el mundo da vueltas. Cada cual tiene su momento y ahora es el mío”, dijo quien no descarta hacer trajes y camisetas para mujeres y hombres.

Eso sí, la ex bachatera cuenta que, “más que ser millonaria, soy del pueblo y de las masas”. Por eso apostó a un “precio módico” para sus diseños, que le gustaría exportar sin miedo a que su nombre no sea ampliamente conocido.

“Si tengo que chuparme el perfume de Niurka, ella tiene que meter su cu… en mis mahones”, concluyó con esa “elegancia” que le caracteriza.

Categories: Moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *